La Escuela Especial de Lenguaje  Enseñarte, fue creada por la matrona Bernardita Parra Espinoza, quién por  37   años perteneció al servicio de salud en la ciudad de Cauquenes, trabajando en el hospital base  San Juan de Dios y además prestando servicios profesionales como matrona en los distintos Cesfam de la misma comuna. Dentro de su labor profesional se encontraba educar y orientar a la familia para dar  adecuada  atención a los lactantes,  además de niños y niñas en su primera infancia, por lo que debió realizar reuniones técnicas con enfermeras y educadoras de párvulos, visualizando que  los principales problemas de los  niños/as era la estimulación  del lenguaje.

De la mano de la profesora Rosa Parra Espinoza, nace la visión de crear un centro educacional especializado para dar atención a este tipo de problemas, los cuales se incrementaban y acentuaban en un alto porcentaje en el sector del Barrio Estación, todo esto por factores sociales como el  alto índice de vulnerabilidad de los padres de los menores, los problemas de conectividad que el Barrio Estación tenía con el centro de la ciudad y por el desconocimiento de los padres por la estimulación del lenguaje. Cabe señalar que las dos escuelas de lenguaje existentes en la cuidad, en aquellos años se encontraban en el sector centro de Cauquenes.

En el año 2009 se crea la Sociedad Educacional Enseñarte limitada, conformada por 04 socios dispuestos a generar un cambio educativo, liderados por la matrona Bernardita Parra Espinoza quien asume como representante legal/ sostenedora de esta sociedad, dando así comienzo a la Escuela Especial de Lenguaje Enseñarte del Barrio Estación.

El 14 de abril del año 2010 abre sus puertas a la comunidad dicho establecimiento educativo, recibiendo el reconocimiento oficial del Ministerio de Educación el 20 de abril del mismo año, en un momento muy difícil por el que atravesaba el país por las secuelas que dejaba el terremoto del 27 de febrero del 2010. Se da inicio al establecimiento educacional con  cinco cursos en tres niveles educativos, con educadoras diferenciales, técnicos en educación parvularia, psicopedagoga, fonoaudiólogas, psicólogo, secretaria y auxiliar de aseo,  albergando de esta manera, a 75 niños y niñas del sector Barrio Estación y de otras localidades de la ciudad.  

El proyecto educativo, siempre con un énfasis ecológico, destacó como uno de sus principales deseos el crear la Granja Educativa Enseñarte, cuyo fin fue establecer contacto directo entre los menores y pequeños animales domésticos, especies que permitieran el fácil contacto con niños y de esta forma crear en los pequeños una conciencia ecológica y el desarrollo de valores transversales, potenciando sus aprendizajes escolares.